Y la catequesis?

Bienvenidos amigos y hemanos en Cristo, me puse a escribir esta antrada motivado por el pensamiento colectivo de muchos hermanos que inmersos en esta extraña situación mundial se preguntan como yo y no solo nosotros sino también como en palabras de nuestro párroco el P. Mario nos hacemos esta pregunta ¿Y la catequesis?

El mundo entero esta pasando por una especia de purgatorio, todos los que creemos y los que no, en lo personal estoy viviendo la etapa mas dura en mi vida desde que tengo uso de razón, pero lo que me pase a mi poco importa, opacado por un sinumero de situaciones de todo tipo provocado por este encierro obligatorio, pero debemos continuar, rezan las frases rebuscadas de por ahí, y tambien nos preguntamos los creyentes, como seguir, la respuesta esta en el Señor Resucitado; pero…

Surge esta pregunta, como hacemos para dar catequesis los catequistas y padres comprometidos con la educación de sus hijos, hay mas preguntas que respuestas, y es un montón de insertidumbres que aparecen como respuestas, en medio de todo, hay que seguir, no queda otra.

Hace unas semanas, escribí en el grupo de catequistas que tenemos en mi comunidad, sugiriendo que cada tanto enviemos unas palabras, algun texto, un audio o imagen que evoque nuestra labor catequistica, como para ir haciendo algo ya que no podemos encontrarnos fisicamente en la capilla a causa de la cuarentena que debemos guardar, tube unas respuestas, unas en favor, otras en contra como no podia ser de otra manera, éstos ultimos argumentaban coherentemente, que no seria posible dar catequesis virtual por Whatsapp que no tenian tiempo y que ya tenian mas que suficiente con las tareas que les envian de la escuela y que muchos no tienen ni celular y mucho menos tendrian impresora e internet, lo que es muy comprensible porque quizá realmente es asi. La cuestío, no se hizo nada de lo sugerido, no por falta de voluntad, sino porque a consecuencia de lo expuesto anteriormente, la catequesis es algo que puede esperar, como tal ves siempre lo fue.

Tal ves sea cierto que hay un problema mucho mas apremiente que la catequesis, la instrucción escolar que no puede dejarse de lado, la economia que no espera, la familia que quedó dividida, papá que no puede salir a trabajar, mamá que debe atender a cinco pequeños, etc, etc, etc. pero; siempre hay un pero.

Las cosas de Dios siempre se dejan a lo ultimo, la educación en la fe siempre es accesoria y poco o nada indispensable, yo me atrevo a decir aprovechando que este post y este sitio me lo permite, que todo esto que está pasando es consecuencia de la falta de Dios, chocolate por la noticia mi querido Javier, me diria mi colega animador y es la pura verdad, esta enfermedad se puede decir que proliferó por el mundo porque la gente no es solidaria, punto.

Yo pienso y me hago eco de lo que escuche por ahi, que si, la catequesis puede esperar, la presencial, la de todos los finde, pero hay algo que no tiene que resagarse, que no debe dejarse de lado, la catequesis diaria en la que debemos hablar de Dios a nuestros seres queridos, amigos, familia, hermanos, contactos de Facebook, aun estando separados, lejos, hacer como muchos sacerdotes, transmitir la Eucaristia por las redes sociales, enviar mensajes espeaciales, saludar y preguntar como estamos, esta catequesis es la que gracias a Dios, nunca paró pero aun asi hay que insentivarla, practicarla.

Podemos no ir a la Iglesia a encontrarnos, pero podemos vivir la presencia de Jesús como iglesia domestica, compartir la Palabra, reunirnos virtualmente para hablar de Dios y de la Iglesia. De hecho se esta haciendo esto a la perfección, pero es imperativo tomar conciencia que es el tiempo en que no debemos dejar de hacerlo y que esto no ayude a entender la real necesidad de Dios que el mundo tiene aunque no lo diga ni lo reconozca, hay que seguir adelante me dicen todos los dias porque soy uno de los miles que quedaron varados lejos de sus seres queridos, yo siento que todo es poco pero soy conciente que tener a Dios, es tenerlo todo.

De esta vamos a salir juntos, dicen los eslogan, las campañas que oimos hasta el cansancio, y es verdad, saldremos adelante juntos y que permanezcamos juntos será la meta, pero como dicen los memes, muchos, no estan listos para esta conversación.

La catequesis debe seguir, no como la conocemos, pero tiene que seguir, junto al tiempo que le damos a los niños en sus tareas escolares, tambien debemos darle un poco de tiempo para las cosas de Dios.

Pronto volveremos a la normalidad y podremos continuar con nuestros egoísmos digo perdón, vidas. Cuesta mucho, pero se puede, para muchos cuesta mucho mas, pero Dios siempre tiene la ultima palabra, confiemos en El

Mi humilde opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *