Sobre la apostasía: “La fe es un regalo, no es una imposición”

Ago 23, 2018 Noticias de la Iglesia

Paraná (Entre Ríos) (AICA): El presbítero Mauricio Landra, decano de la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina, en conversación con Radio Corazón, de Paraná, explicó los pormenores de la apostasía colectiva que comenzó a promoverse a raíz del rechazo de la legalización del aborto.

El presbítero Mauricio Landra, decano de la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina, en diálogo con periodistas de la emisora Radio Corazón, de Paraná, definió el término apostasía como “dejar de hacer algo”. Recordó “El abandono de la fe, por distintas razones, siempre ocurrió”, y afirmó “lamentamos profundamente que alguien lo solicite. El dolor del abandono de la fe nos afecta a todos”.

Explicó que cuando una persona decide apostatar el registro de su bautismo no se borra en la Iglesia Católica, “los archivos eclesiásticos en la Argentina gozan de cierto respeto por acuerdos que existen. Hay un artículo de la ley de Habeas Data que permite a la Iglesia llevar un registro de sus miembros y se protege la utilización de datos”.

Respecto a los aportes económicos, señaló que en una porción de la ciudadanía hay una confusión: “Nosotros no nos manejamos por cantidad de bautizados, ni siquiera hacemos mención a eso porque no sabemos cuántos bautizados hay. En ningún momento se ha considerado un aporte a la iglesia por cantidad de bautizados. Si el Estado ayuda en lo económico, no lo hace en base a la cantidad de fieles”.

Y recordó la historia que involucró a la Iglesia Católica con el Estado Argentino: “La Iglesia tiene un status jurídico que se lo dio el Estado Nacional por lo que hizo la Iglesia para construir el país. Es una posición que se le da en la Constitución, en el Código Civil y también por supuesto un reconocimiento a los otros credos. La Constitución no habla de un sostenimiento económico. El Estado quiso reconocer el culto preconstitucional del Estado que tenemos todos”, sostuvo.

Mencionó el concepto de “bautismo impuesto”, fundamento de muchos para fomentar la apostasía y apuntó: “A cada uno de nosotros no nos preguntaron muchas cosas, eligiendo lo que consideraban mejor. La fe es un regalo, no es una imposición”.

Luego hizo referencia a la desinformación en torno a la iniciativa de la apostasía y mencionó: “El fenómeno va más allá de la apostasía. Nos incluye en varios temas que no construyen el diálogo. Cuando algunos grupos impulsan estos movimientos, hablan de adoctrinamiento por parte del pueblo de Dios a la sociedad. Yo pienso que es al revés. Es lamentable porque el adoctrinamiento hace que uno copie y pegue conceptos que no entiende. Hay gente que va a apostatar sin entender el concepto de lo que quiere hacer”.

Finalmente, concluyó: “Hay que reconocer que falta un diálogo profundo. Hay muchos que dicen que lo hacen porque quieren, porque les gusta. Son expresiones que se objetivizan demasiado. Y en muchos órdenes de la vida, hay cosas que uno tiene que hacer sin quererlas. En la Iglesia argentina se está elaborando una guía sobre cómo apostatar. La idea es unificar criterios. Una de las consignas que se pondrán es que la solicitud debe ser presencial”.+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *