Al cristiano no le debe cambiar en nada la ley del aborto

Como ya es bien sabido hace unas horas el Senado Argentino volvió ley el proyecto que promovía la legalización del aborto, dando lugar a un nefasto día para el orden natural de las cosas para decirlo de alguna manera menos fervorosa, Argentina es y siempre será un país pro Vida, pese a lo que los legisladores digan y estas fracciones sociales den por victoria a algo tan oscuro como asesinar a un niño no nacido pese a cualquier circunstancia que lo pseudojustifique.

Desde La Lámpara quiero sencillamente dar mi postura como ser humano, hombre, esposo, padre de dos hijas y un hijo, cristiano católico y defensor de toda vida. Aprovecho que tengo esta página que sabía que alguna ves me iba servir para decir algo importante, mas allá de todo lo que promovemos aquí.

Para los cristianos especialmente los católicos, no debe cambiar absolutamente en nada esta ley, no nos debe amedrentar ni mucho menos, es el momento donde se nos pide mayor compromiso para defender la vida en todas sus formas especialmente la del feto y la madre, no importan las circunstancias, la vida es vida y hay que defenderla. Se nos tilda de retrógrados, anticuados y anti progreso, tradicionales y fanáticos religiosos, pero ellos no entienden la relación entre el concepto de cada termino y contexto del que lo lleva, se dijo que la Iglesia se quedó en el pasado y no ven que tiene visión de futuro mas allá que cualquier comprensión humana, defendiendo la creación imperfecta de alguien Perfecto, pero ellos no creen esto y eso, les da la derecha, el 99% de los proaborto no creen en Dios, por eso piensan que lo que promueven no está mal, porque carecen de todo sentido del valor de la vida de quienes no pueden defenderse solos, para ellos es un avance, un progreso, soluciona dos problemas pero causan docientos mas, pero esto no les molesta porque lo ven como derecho de las mujeres, de algunas mujeres, quienes son a su ves victimas de otro engaño.

No pretendo ahondar mucho en el tema porque soy un simple hijo de vecino, pero soy consciente de lo que esto significa.

Solo quería decirles a todos los cristianos que ahora nuestro compromiso debe ser mayor, el desafío está en enseñar a los niños y jóvenes el valor de la vida siempre. Una ley tan oscura como pocas, no tiene ni debe cambiarnos en nada, nosotros valoramos la creación de Dios, valoramos la vida y eso debe seguir así, pueden haber miles de leyes que favorezcan a unos pocos a expensas de la mayoría, y a nosotros no nos cambia en nada, yo sigo defendiendo la vida y saben donde’, en la familia.

La familia es lo único que tenemos para salvarnos en esta y en la otra vida, la familia es un resguardo seguro para todos, para los esposos y los hijos, dentro de una familia se corre muchos menos riesgos, sin ella, estamos a merced del mundo y sus ideologías nefastas, un niño en una familia esta protegido, fuera de ella está en peligro de todo tipo, los esposos unidos se protegen uno al otro, separados, están vulnerables a las mas viles miserias humanas, especialmente los esposos en matrimonio cristiano estando separados incurren en adulterio, libertinaje a expensas de corazones rotos y heridas injustas. La familia es y será siempre la primera escuela, la catequesis mas elemental, el núcleo donde el mismo Dios quiso entrar.

Ya no hay mucho que escribir, al menos no tengo mas que escribir, pero si hay mucho por hacer, hoy mas que nunca, confieso que en mi angustia y tristezas saco de lo profundo de mi alma estas palabras para el que lea le sirva, no quiero terminar sin antes decirles, ¡Animo que Cristo ha nacido y no nos ha abandonado!

Por Javier Cristaldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoranos:
No Responses/5

Contacto

La Lámpara Web,

Todos los Derechos Reservados

 

1999 – 2020

 

SOCIAL

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Mapa