El mundo y su falta de Dios

Mar 15, 2019 Interes general, Opinión

Buenas y santas, este titulo es el que se me ocurrió justo antes de empezar a escribir estas lineas, y ante muchas situaciones que oigo y veo en las noticias, esta semana me tocó un caso muy de cerca.

Trabajo como docente en una institución pública, con adolescentes de entre 13 y 18 años, algunos hasta bastante mas que eso. En una escuela secundaria donde dia a dia ofrezco lo mejor de mi para colaborar como muchos otros docentes, en la formación de cientos de chicos y chicas que de alguna manera serán el futuro de nuestra sociedad, es un colegio secular, es decir no religioso, pero en el confluyen de variadas confesiones religiosas.

Por tanto además de escribir en blogs católicos, también trato de ser un buen cristiano en la vida secular, por este motivo es que no puedo dejar de postear por llamarlo de alguna manera, lo que nos sucedió. Esta semana ocurrió un lamentable hecho de violencia en el ámbito escolar donde un alumno agredió físicamente a su preceptor o selador, el docente encargado de las cuestiones administrativas relacionadas a los alumnos con la institución. El hecho en si podría no ser demasiado extraño teniendo en cuenta el contexto de vulnerabilidad en el que se encuadra nuestra escuela, refiriéndonos a sus alumnos y su contexto social, pero este hecho nos toma por sorpresa y nos mantiene consternados a todos. Yo no puedo dejar de observar cuan distantes del mandato Divino estamos. Quiza sea por mi formación como católico, pero es algo que cualquier formación estaría en consonancia, cualquiera que tenga valores en ellas.

El colega se esta recuperando en un hospital, lo que no deja de ser una muy buena noticia pero el eje de este articulo es poner al claro que las cosas que nos suceden como sociedad no son mas que las consecuencias de vivir alejados de Dios, el que cree en Él y el que no, todos somos victimas de la inseguridad, la violencia, la discriminación de todo tipo, etc, estamos viviendo momentos de zozobra espiritual por doquier, no hay valor alguno por la vida y dignidad de nadie, cada dia se ve mas y mas. Supera mis umbrales de sorpresa.

Paralelamente estos mismos días se suceden tragedias similares en varios lugares del mundo, Brasil, Irlanda. todos con un denominador común, la violencia desmedida y sin sentido mas ampliamente explicitada posible jamas vista, la locura a pleno, el odio irracional que antes solo eran libretos cinematográficos, hoy son la realidad, ésta que supera la ficción. En total suman mas de 100 victimas de nada y a la ves de todo y de todos, cosas que pasan solo donde y cuando Dios no es invitado. Porque como todos sabemos, Dios en su inmensa Misericordia, nos pide permiso de permanecer ente nosotros, y esa libertad que Él mismo nos dio, es la que nosotros utilizamos en estos casos y tantos otros, para el mal; haciendo todo lo opuesto a lo que deberíamos teniendo el mínimo de sentido común, ni siquiera hay que ser muy buena gente.

El mundo y su falta de Dios, en este mundo de hoy lleno de todo pero vacio de mucho mas, parece que ser cristiano es una enfermedad, donde creer en algo transcendental y superior es ir contracorriente al pseudoprogreso, un mundo que se aleja en ves de acercarse a ese Dios creador de todo, incluso de la libertad que muchos mal utilizan para hacer justamente eso, el mal. Ser cristiano esta mal visto, pero nosotros sabemos que ser cristiano es lo único sensato en el mundo y no por elección sino por convicción, yo elegí después que eligieran mis padres, ser cristiano me diferencia del mundo donde la violencia se puso de moda, yo contrasto.

El objetivo de este post es que quienes lo leamos de nuevo, me incluyo, tomemos mayor conciencia de que sin Dios, no hay vida posible, que sin Dios, hasta el ateo no tiene a quien criticar ni negar, recuerden que el mismo Cristo necesitó de Judas quien lo traicionó y de Pedro quien lo negó, ahi tal ves esté la moraleja, no puede haber tolerancia de ninguna clase sin Dios, no hay paz, sin Dios, no hay amor ni respeto hacia los demás sin Dios.

El mundo sigue girando y necesita de nosotros los que sí creemos en Dios, hacer la diferencia hasta cuando no parezca, porque me atrevo a decir, las cosas malas suceden porque hay mas cosas buenas que no se están haciendo.

Les dejo un abrazo en Cristo y nos seguimos leyendo.

Javier Cristaldo

Administrador del sitio

Docente y catequista, padre de familia y defensor de toda vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *