Cristaldo Javier

«María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

«María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Es imposible no empezar nuestras publicaciones de este nuevo año 2022 sin que la primera sea dedica a María Madre Nuestra, verdadera Madre de Dios.

Un sermón para la historia

verdadera Madre de Dios, «María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Constantinopla en el año 428, víspera de Nochebuena en la catedral de Sofía, el presbítero Proclo predicaba un sermón que daría mucho que hablar. Entre los presentes estaba sentado en un lugar destacado Nestorio, el Patriarca (Arzobispo de la Ciudad).

Siguiendo la costumbre, Proclo dijo que María es verdadera Madre de Dios. Pero cuando se terminó el sermón, Nestorio se subió al púlpito y corrigió al predicador, diciendo que no estaba de acuerdo, pues «María es madre del templo, pero no del Dios que habita en el templo».

En ese momento algo muy inusual sucedió. Un laico llamado Eusebio, abogado de profesión y acostumbrado a hablar en público se levantó de su sitio y empezó a defender la fe.

También el pueblo fiel se indignó, ellos que siempre había confesado a María como verdadera Madre de Dios, sabemos que todos los días en el Ángelus recitaban el Sub tuum praesidium (Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios). 

Hubo un rechazo popular grande frente al Patriarca, y empezaron a boicotear los actos en los que estaba Nestorio, y no asistían porque decían que su obispo no confesaba la fe católica. 

Arreglar las cosas en el Concilio

verdadera Madre de Dios, «María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Un par de meses después, San Cirilo de Alejandría, escribió en una carta. Donde expresaba su sorpresa de que dude de algo básico de la fe, si la Santísima Virgen debería ser llamada madre de Dios, porque eso realmente equivalía a preguntar si su hijo es Dios

Se convocó un gran concilio en Éfeso, en el año 431, solamente tres años después del conflicto de aquella víspera de Nochebuena. En el Concilio se confiesa a María como Tehotokos, Madre de Dios

Contra los que la negaron, el Concilio de Efeso proclamó que: si alguno no confiesa que el Emmanuel es verdaderamente Dios, y que por eso la Santísima Virgen es Madre de Dios, puesto que engendró según la carne al Verbo de Dios encarnado, sea anatema.

Vale la pena tener claro

verdadera Madre de Dios, «María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Es lo que sucede con todas las madres y sus hijos: no son madres solamente del cuerpo, sino también del alma, pues aunque no generan el componente espiritual de la persona de sus hijos, son madres de la totalidad de la persona de sus hijos, es decir tanto del cuerpo, como del alma de sus hijos. No solo de una parte.

La Santísima Virgen María concibió a una persona. Como Jesús es una “Persona Divina” con dos naturalezas (humana y divina), por lo tanto, sabemos que María es verdaderamente «Madre de Dios».

Sin embargo, hay que aclarar que, a pesar de ser Madre de Dios, María no es su madre en el sentido de que ella sea la fuente de la divinidad de su Hijo o que ella sea mayor que Dios.

Afirmamos con propiedad que María es Madre de Dios, porque llevó en su vientre a una Persona Divina, Jesucristo-Dios, y en el sentido que de ella se tomó el material genético para la forma humana que Dios tomó en Jesucristo.

Verdadera madre de Jesús, verdadera madre de Dios

verdadera Madre de Dios, «María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Si no entendemos que María es la madre de Dios, entonces es muy fácil caer en el tipo de herejía de Nestorio, de que Jesús era simplemente un hombre que Dios usó, o que era una humanidad que Dios asumió lo que María dio a luz. 

San Josemaría nos recordaba que la Maternidad divina de María es la raíz de todas las perfecciones y privilegios que la adornan. Por ese título, fue concebida inmaculada y está llena de gracia, es siempre virgen, subió en cuerpo y alma a los cielos, ha sido coronada como Reina de la creación entera, por encima de los ángeles y de los santos. Más que Ella, solamente Dios. 

La Santísima Virgen, por ser verdadera Madre de Dios, posee una dignidad en cierto modo infinita, del bien infinito que es Dios. No hay peligro de exagerar. Nunca profundizaremos bastante en este misterio inefable; nunca podremos agradecer suficientemente a Nuestra Madre esta familiaridad que nos ha dado con la Trinidad Beatísima.

Jesús, hijo del Padre

verdadera Madre de Dios, «María, verdadera Madre de Dios» Un artículo para conocer más nuestra historia

Es importante considerar que el mismo Verbo Divino que estaba en el seno del Padre fuera del tiempo, estuvo luego en el útero y en los brazos de su madre, en el tiempo. El mismo que caminó al que en Belén adoraron los ángeles en la primera Navidad.

El mismo que se sentaba a la mesa con los publicanos y al que los querubines le seguían y reverenciaban. Exactamente el mismo que cuando Pilatos lo condenaba la creación entera se estremecía. Ese Jesús es Dios y es hijo de María.

Los cristianos hemos visto siempre a nuestra Madre la Virgen como alguien muy especial, Como nos cuenta esta meditación https://www.10minconjesus.net/san-bernando/) para progresar en amor a la Madre de Dios, los escritos de san Bernardo se convierten en una fuente indispensable.

Él fue quien compuso aquellas últimas palabras de la Salve: «Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María». Y repetía la bella oración que dice: «Acuérdate oh Madre Santa, que jamás se oyó decir, que alguno a Ti haya acudido, sin tu auxilio recibir». 

Fuente; gentileza Catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

¿Quieres empezar el año con un norte claro? ¡Esta guía te ayudará a anclar tus metas en el 2022!

¿Quieres empezar el año con un norte claro? ¡Esta guía te ayudará a anclar tus metas en el 2022!

Bajar de peso, comenzar el gimnasio, tomar más agua, terminar un diplomado, iniciar un negocio, resolver un conflicto familiar, tener dirección espiritual… y un sinfín de propósitos parecidos llenan las agendas de un montón de personas.

A veces tenemos en mente tantas cosas que nos gustaría realizar, que podemos sentirnos abrumados. Otras veces, nos cuesta dar seguimiento a todo. Y, muchas veces, esto nos lleva dejar algunos sueños olvidados.

Este año, ¿quieres fijarte metas tan ambiciosas como realizables?, ¿llegar a diciembre con la satisfacción de ver tus metas cumplidas? ¡A nosotros también nos gustaría que puedas lograrlo!

Por eso, hemos desarrollado una guía gratuita que te guiará paso a paso en la reflexión y análisis de tus metas personales, profesionales, espirituales, etc., y luego te acompañará a planificar de manera que puedas alcanzarlas este año.

Silvia Ordóñez, directora de Estrategia Digital en Catholic Link, es la autora de esta guía. En ella, te compartirá ejercicios prácticos para reflexionar sobre el año pasado, visualizar lo que te gustaría alcanzar y, finalmente, traducir tus sueños en objetivos concretos. ¡Escucha su invitación, en este video!

¿Cómo descargar la guía?

Puedes descargar la guía de manera gratuita. Solo sigue este enlace: ¡Quiero descargar la guía! Déjanos tus datos, y te la enviaremos a tu correo electrónico.

Este año puede ser el año en que puedas planificar y cumplir tus más anhelados objetivos, con serenidad, optimismo, alegría… ¡y de la mano de Dios, claro!

Fuente: gentileza Catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12)

Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán

Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná.

La Epifanía que más celebramos en la Navidad es la primera.

La fiesta de la Epifanía tiene su origen en la Iglesia de Oriente. A diferencia de Europa, el 6 de enero tanto en Egipto como en Arabia se celebraba el solsticio, festejando al sol victorioso con evocaciones míticas muy antiguas. Epifanio explica que los paganos celebraban el solsticio invernal y el aumento de la luz a los trece días de haberse dado este cambio; nos dice además que los paganos hacían una fiesta significativa y suntuosa en el templo de Coré. Cosme de Jerusalén cuenta que los paganos celebraban una fiesta mucho antes que los cristianos con ritos nocturnos en los que gritaban: “la virgen ha dado a luz, la luz crece”.

Entre los años 120 y 140 AD los gnósticos trataron de cristianizar estos festejos celebrando el bautismo de Jesús. Siguiendo la creencia gnóstica, los cristianos de Basílides celebraban la Encarnación del Verbo en la humanidad de Jesús cuando fue bautizado. Epifanio trata de darles un sentido cristiano al decir que Cristo demuestra así ser la verdadera luz y los cristianos celebran su nacimiento.

Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar en este día la Epifanía del Señor. Al igual que la fiesta de Navidad en occidente, la Epifanía nace contemporáneamente en Oriente como respuesta de la Iglesia a la celebración solar pagana que tratan de sustituir. Así se explica que la Epifanía se llama en oriente: Hagia phota, es decir, la santa luz.

Esta fiesta nacida en Oriente ya se celebraba en la Galia a mediados del s IV donde se encuentran vestigios de haber sido una gran fiesta para el año 361 AD. La celebración de esta fiesta es ligeramente posterior a la de Navidad.

Los Reyes Magos

Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento de hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos, que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra; de la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar. Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días.

 
Foto: interior de la Catedral de Colonia donde se encuentran las reliquias de los tres magos de oriente. Alemania

El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que “lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis” (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.

Tomado de: https://www.aciprensa.com/recursos/epifania-la-manifestacion-del-senor-1863 a la fecha de: 05/01/2019

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Novena tradicional de Navidad: «9 días para adorar al Niño Jesús». ¡Descárgala gratis!

Novena tradicional de Navidad: «9 días para adorar al Niño Jesús». ¡Descárgala gratis!

¡Cada día falta menos para el Nacimiento del Niño Dios! Y para que la cuenta regresiva sea aún más especial, hemos preparado este eBook con la novena tradicional de Navidad.

Si en tu país no existe la tradición de rezar la novena, no te preocupes, tú puedes ser quien inicie la costumbre en casa. Anímate a rezarla en compañía de tu familia y amigos.

¿Qué encontrarás en el eBook Novena tradicional de Navidad?

El paso a paso para rezar cada día la novena con las siguientes oraciones:

— Oración para todos los días
— Meditación del día
— Oración a la Virgen María
— Oración a san José
— Oración al Niño Jesús
— Gozos para todos los días
— Villancicos

4 razones para descargar este eBook

1. Unirnos en oración durante esta época es muy importante, a pesar de todas las distracciones que existen en Navidad, debemos centrarnos en lo más importante: el nacimiento del Niño Jesús.

2. En este eBook encontrarás la novena tradicional de Navidad original. Existen otras con oraciones que aunque también son válidas y muy lindas, narran de manera distinta los hechos y le quitan protagonismo al Niño Jesús.

3. Descargando este eBook encontrarás todo en el mismo lugar, no tendrás que buscar las oraciones por separado. Además, te indicamos en qué orden debes hacer la novena.

4. ¡Tiene una lista con nuestro top 10 de villancicos! Los que desde nuestro corazón, nos parecen los mejores. Son los tradicionales, con los que tal vez todos guardamos recuerdos hermosos de esta época.

¡Estos 9 días para adorar al Niño Jesús será inolvidables!

Puedes descargar el eBook gratuito en este enlace o haciendo clic en la imagen que aparece a continuación:

Novena tradicional de Navidad, Novena tradicional de Navidad: «9 días para adorar al Niño Jesús». ¡Descárgala gratis!

Recursos y Articulos gentileza de Catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Adviento, ¿tiempo de silencio? ¿Por qué?

En tiempos de cuarentena

Callo, porque no quiero hablar demasiado. Porque en el amor que Dios me tiene sus silencios son más elocuentes que sus palabras

Creo que el Adviento es un tiempo de silencios sagrados. En los que callo para oír la voz de Dios en el desierto de mi alma. El silencio y el amor están unidos.

Comenta el Papa Francisco en Amoris Laetitia: En el amor los silencios suelen ser más elocuentes que las palabras. Es Dios en ese silencio en el que me debato buscando respuestas. Ese silencio incómodo en el que espero oír su voz cuando permanece callado. O una señal que me indique cómo seguir buscando.

Comenta el Papa Francisco en este Adviento: En estos tiempos inquietos en que vivimos el misterio de la Encarnación nos recuerda que Dios siempre nos sale al encuentro y es el Dios-con-nosotros, que pasa por los caminos a veces polvorientos de nuestra vida y, conociendo nuestra ardiente nostalgia de amor y felicidad, nos llama a la alegría.

Ese Dios que está conmigo, que sale a mi encuentro. Ese Dios que acampa en mi alma. Que viene a buscarme a mi silencio. Allí donde no hay voces. Donde apenas oigo. Viene para que haga silencio acallando mis gritos. Calmando mis ansias y agobios. Levantando mi desánimo en medio de mi tristeza. Quiero aprender a guardar silencio.

Comenta Carmen Serrat: Aprender a meditar nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos y disfrutar del silencio y la soledad.

Sé que no siempre es tan sencillo disfrutar del silencio y la soledad. Son más cómodos los ruidos, las voces del mundo, la música, los tiempos inquietos.

Me duele hacer silencio, contemplar. Me duele permanecer solo, sin nadie a mi lado que me sostenga. Prefiero volcarme en el mundo para no pensar. Porque sé que si pienso sufro. Si callo me agobio. Me abismo en la oscuridad del alma buscando resquicios de una luz sagrada que me calme.

Callo, porque no quiero hablar demasiado. Porque en el amor que Dios me tiene sus silencios son más elocuentes que sus palabras. Como el silencio que guardan los amigos verdaderos en medio de sus pasos. O los cónyuges en un paseo a orillas de la vida. O ese padre que acompaña a su hijo enfermo. No hacen falta palabras.

El silencio del amor es elocuente. ¿Qué haces? Me preguntan. Nada. Respondo. Y acompaño la vida del que amo. Del que sufre a mi lado. Del que me necesita. Porque necesita más mi presencia que mis palabras. Porque las palabras no pueden contener todo lo que siento, lo que amo y lo que sufro. Porque en una palabra no cabe toda la eternidad. Quedaría reducida a un concepto vano y frío, demasiado pequeño.

Me gusta el silencio de María y José buscando posada. Un silencio inmenso. En medio de la incertidumbre de la vida que no controlo. Callan José y María. Yo también callo. Quiero guardar silencio ante mi amado que me busca. En esa cueva llena de silencios en la que Dios se vuelca. Y se hace carne. Y se hace noche llena de paz y plena de esperanza. Y se hace luz y estrella.

Como escribe Jorge Luis Borges: Toda casa es un candelabro. Y esa cueva, ese establo, se hizo casa, se hizo hogar. Y en medio del silencio el amor se volvió candelabro, luz, esperanza, destello de una vida que nace. En la oscuridad llena de silencios. Brota el llanto de un niño que se vuelve candelabro. Para mostrar lo densa que es la noche. Para dejar ver las siluetas sagradas de mi historia.

Aqui va la fuente del articulo

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Rezar con la corona de Adviento. 4 domingos para iluminar tu camino hacia Belén

Hemos llegado a esa fecha en la que los corazones se llenan de júbilo porque ya se acerca el día en el que conmemoramos la venida de Nuestro Salvador.
Entre las luces, las fiestas de fin de año y las celebraciones, a veces
nos mareamos y olvidamos la causa  que originó toda esta ebullición. Afortunadamente siempre hay una guía, medios concretos para no olvidar a quién estamos celebrando. Uno de estos medios es la corona de Adviento. ¿Ya tienes la tuya? Si no sabes cómo hacerla y qué hacer con ella, aquí te lo contamos.

La corona de Adviento es uno de los símbolos
característicos de esta época litúrgica, pero no es solamente un objeto
de adorno sino que hay toda una liturgia que te ayudará cada uno de
estos cuatro domingos a recordar hacia dónde te diriges.

1. ¿Qué significa la corona de Adviento?

La
corona de Adviento consta de una base circular hecha de hojas de
ciprés, eucalipto o algo similar (cabe resaltar que también hay bases
sintéticas, pero es más bonito que sean naturales). La forma circular
representa el amor de Dios que es eterno, sin principio
ni fin, y así como ese amor, la manera en que nosotros debemos amar a
los demás, renovandonos en ese amor siempre. Son ramas verdes porque el color verde representa la esperanza y la vida. Estas ramas también nos representan a nosotros que somos parte de un árbol más grande: Dios. Las cuatro velas representan a las tinieblas derrotadas poco a poco a medida que se acerca la luz que trae el nacimiento del Señor.

2. ¿Qué necesitas?

Necesitarás
una base circular de ciprés o cualquier otro follaje verde. 4 velas o
cirios. Tres  de color morado y uno rosado (puedes incluir una vela más
de color blanco). Cinta de colores y adornos varios como flores para
decorarla… y sobretodo, tener el corazón dispuesto para dejarse iluminar por la luz de Cristo que ya llega.

3. Armar la corona

Es ideal armarla en familia.
Coloca la base circular de hojas verdes y asegúrala bien con un
alambre. Adórnala con cintas y coloca las 4 velas en cada “esquina”,
como formando un cuadrado dentro del círculo. Las
velas (que representan cada domingo de Adviento) son tres moradas y una
rosada. El morado representa la vigilia, la penitencia y el sacrificio.
El rosado representa la alegría. Algunas veces se acostumbra colocar
una vela blanca en el centro de la corona en representación de Cristo,
centro de todo lo que existe. Utiliza las cintas y los adornos para decorar tu corona

4. Bendición

En muchos lugares, como iglesias y colegios, es ya costumbre la bendición de las coronas de Adviento. Pregunta en tu parroquia y asiste a la ceremonia.
Si no has podido hacerlo, aquí te dejamos una pequeña oración de
bendición que podrás realizar en familia. Por lo general son papá o mamá
quienes la dirigen:

«Señor Dios, bendice con tu poder nuestra corona de Adviento para que, al encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén».

5. La liturgia en familia

Busca
un lugar central en tu casa dónde colocar la corona. Puede ser la mesa
de la sala o la del comedor. Distribuye las tareas de la liturgia entre
tu familia con anticipación:

  • Quién va a dirigir la liturgia
  • Quién encenderá las velas
  • Quién se encargará de los cantos
  • Quién hará las lecturas

Cada
domingo de Adviento irás encendiendo una vela. El primer y segundo
domingo encenderás velas moradas. El tercer domingo encenderás la vela
rosada (éste se conoce como domingo de gaudete o
domingo de la alegría) porque en medio de la espera se recuerda que ya
está próxima la alegría de la Navidad. El cuarto domingo, nuevamente,
encenderás una vela morada.

Hay muchas liturgias de Adviento.
Por lo general comienzan con una oración inicial y el canto de un
himno. Aquí te dejamos una liturgia preparada por nuestros amigos de ACIPrensa

6. Un domingo para invitar a alguien

Es
una hermosa costumbre encender la corona de Adviento en familia, así
que otra sugerencia, es que invites a alguien más a encender la corona
con ustedes. Así todos, en comunidad, nos contagiamos de ese espíritu de espera por la llegada de Nuestro Señor.

«Con la palabra adventus
se quería decir substancialmente: Dios está aquí, no se ha retirado del
mundo, no nos ha dejado solos. Aunque no podamos verlo o tocarlo, como
sucede con las realidades sensibles, Él está aquí y viene a visitarnos
de múltiples maneras» (S.S. Benedicto XVI).

Nos gustaría saber qué otras tradiciones navideñas realizas, en tu familia o comunidad, para prepararte en este tiempo de Adviento

Tomado de: https://catholic-link.com/como-reza-corona-adviento/ a la fecha de: 22/11/2018

Conoce algunos de los pequeños grandes Santos, niños, adolescentes y jovenes.

Conoce algunos de los pequeños grandes Santos, niños, adolescentes y jovenes.

Venerable Matteo Farina

Matteo Farina (1990 -2009) de Bríndisi, ha trascurrido su breve, pero  intensa vida terrena, rodeado del afecto de su familia, de sus amigos, de la comunidad parroquial y de su novia.

Como todos sus  compañeros de su edad practicaba diversos deportes y cultivaba algunos hobbies. Amaba la música y había aprendido a tocar algunos instrumentos musicales,  dando vida a una banda  al cual le dio el nombre de “No Nombre”.

Fuertemente apasionado por la química, deseaba continuar sus estudios en el campo de la ingeniería ambiental. Le gustaba también la informática y era un excelente estudiante.

Participaba de la Santa Misa desde niño, leía cotidianamente la Palabra de Dios, recitando también el Rosario. Se confesaba cada semana.

Dos eventos han marcado su vida: un sueño y el descubrimiento de un tumor cerebral.

Mas información en:

Perfil biográfico

Beata Chiara Luce Badano

Chiara Luce Badano nace en Sassello el 29 de octubre de 1971, Esperada por mucho tiempo por sus padres, es única hija y recibe de su padres una fuerte educación cristiana, llena de talentos, bella, deportista y de muchos amigos.

Se une al Movimiento de los Focolares cuando tiene tan solo 9 años, alli descubre a Dios con Amor y lo convierte en el ideal de su vida.

A los 17 años golpeada por un terrible tumor, lo enfrenta apoyandose completamente en Dios, también en los momentos mas duros, a quienes se le acercan comunica alegria y serenidad.

Fallece en la madrugada del 7 de octubre de 1990.  Poco antes se habia despedido de su mamá diciendole, “Que seas feliz, porque yo lo soy”.

Mas información en:

http://www.chiarabadano.org/vida/?lang=es

Venerable Sandra Sabattini

Sandra nació el 19 de agosto de 1961 en Riccione y vivió sus primeros años en el municipio de Misano Adriático en la provincia de Rimini. A los cuatro años, ella y su familia se mudaron a la casa parroquial de la parroquia de San Girolamo, donde era párroco uno de sus tíos, el P. Giuseppe Bonini, hermano de su madre.

 

 

Con una familia profundamente católica, Sandra comenzó a escribir un diario personal el 24 de enero de 1972. Tres años después conoció al P. Oreste Benzi, fundador de la Comunidad Papa Juan XXIII, que se dedicaba a atender a los “últimos” de la sociedad.

Luego de una experiencia misionera con el grupo, volvió a casa con un pensamiento claro: “Nos hemos roto los huesos, pero esa es gente a la que nunca abandonaré”.

Mas Información en:

https://www.aciprensa.com/noticias/la-iglesia-tendra-este-2021-a-la-que-seria-la-primera-novia-en-ser-beatificada-74237

Venerable Anne de Guigné

Niña francesa, nacida en Annecy-le-Vieux en 1911 y fallecida en Cannes, en olor de santidad en 1922. Fue declarada venerable en 1990 por San Juan Pablo II.

En 1915, un año después del principio de la primera guerra mundial, mientras los combates se atascan en las trincheras, todas las familias de Francia saben que la visita de un funcionario del estado civil o de un miembro del clero anuncia una muerte en el campo de batalla. Por eso, cuando el 29 de julio de 1915, la Sra de Guigné ve al cura de Annecy-le-Vieux, Don Métral, viniendo llamar a la puerta de su casa, entendió que su marido, ya herido en tres ocasiones, nunca más volvería.

«Anne, si quieres consolarme, tienes que ser buena» le dijo a su hija de cuatro años y mayor de sus cuatro hijos. Desde aquel momento la niña, a menudo desobediente, soberbia y celosa, llevará una lucha continua y acérrima para ser buena. Saldrá victoriosa del combate para lograr su transformación interior gracias a su voluntad pero, sobre todo, – según sus propias palabras – por la oración y los sacrificios que se impone. Se la ve ponerse colorada y apretar sus pequeños puños para dominar su genio ante las contrariedades encontradas: luego poco a poco se espaciaron las crisis y en su entorno todos llegaron a pensar que todo le resulta agradable. Su camino hacia Dios es su amor por su madre que quiere consolar.

Las balizas de su camino son los pensamientos de Anne que reflejan la intensidad de su vida espiritual, y los numerosos testimonios de su entorno relatando los continuos esfuerzos que hacía para progresar en su conversión. Para Anne de Guigné el faro que alumbra su camino de conversión es su primera comunión, que deseó con todo su ser y toda su alma, y que preparó con alegría. Llegado el momento, y porque su corta edad necesitaba una dispensa, el obispo la sometió a un examen que aprobó con extrema facilidad. «Mi deseo es que tengamos todos el nivel de conocimiento de la religión como esta niña» dijo el examinador.

Mas Información en:

http://webcatolicodejavier.org/anne-de-guigne.html

Venerable Darwin Ramos

Darwin Ramos nació el 17 de diciembre de 1994 en Pasay City. Pasó sus primeros años de vida en los barrios pobres de la ciudad de Pasay. Para ayudar a su familia, trabajaba recogiendo plástico y latas de entre la basura, con su hermana menor Marimar, que era dos años menor que él. Pasaron sus días buscando basura para recuperar desechos plásticos que vendían por una cantidad insignificante. Debido a la necesidad de encontrar comida, ir a la escuela no era una prioridad.

Desgraciadamente empezó a sufrir los primeros síntomas de lo que más tarde se le diagnosticaría como distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad genética que empeora rápidamente la movilidad de quien la sufre. Pronto ni siquiera podía estar de pie.

En julio de 2006, un grupo de educadores de la Fundación ANAK-TNK (Tulay ng Kabataan) tras encontrarse con Darwin varios días seguidos lo ingresaron en uno de los centros gestionados por la organización, fundada en 1998 para ayudar a los niños más pobres de Manila.

Descubrió la fe católica y pidió ser bautizado. Y en el mismo año, en el 2007, recibió la primera comunión y el sacramento de la confirmación. Su condición física empeoró con el paso de los años pero impactaba a todos, tanto al personal como a los demás niños del centro, cómo vivía su enfermedad. 

Desarrolló una profunda relación personal con Cristo y no pasaba día en que no se tomara un tiempo para rezar. Estaba atento a todos y mostraba su apoyo a los demás niños cuando tenían problemas. Nunca se quejaba y siempre sonreía, incluso en los momentos difíciles. Cuando hablaba de su enfermedad, la llamaba su “misión”.

Mas Información en:

Los niños de la calle tendrán su propio Santo. “Siervo de Dios Darwin Ramos”

Santa Elizabeth de la Santisima Trinidad

Una mañana del 18 de Julio de 1880 nace en un campo militar de Avor, cerca de Bourges (Francia). Su familia está inquieta porque los médicos han dicho que el bebé no podrá salvar su vida. María Rolland, su mamá, espera su primera hija. Todos rezan y se ofrecen misas por la nueva criatura. En contra de todos los pronósticos la niña llega a este mundo “muy hermosa y vivaracha”. Cuatro días después, el 22 de julio, es bautizada con el nombre de Isabel Josefina.

La señora Catez se ha dado cuenta del talento musical de su hija. La inscribe en el Conservatorio a los siete años. Isabel pasa muchas horas en el piano. No va a la escuela porque las instituciones del estado son demasiado laicas, en cambio recibirá la formación más elemental en casa.

El 19 de abril de 1891 es la Primera Comunión. Sus cartas nos revelan la experiencia de ser amada y darse. “Este gran día nos hemos dado por completo el uno al otro” (C 178). Gozo, alegría, saciedad, plenitud, belleza, música interior…son las realidades que siente en su corazón.

Mas Información en:

https://es.catholic.net/op/articulos/34711/isabel-de-la-trinidad-beata.html#modal

Beato Rolando Maria Rivi

Rolando nació en 1931 en San Valentino, cerca de Castellarano (Reggio Emilia), como el segundo de los tres hijos de Roberto y Albertina, granjeros de profunda fe y religiosidad. Muy pronto sitió la vocación sacerdotal, e ingresó en 1942, con sólo once años, en el seminario de Marola. El 1 de octubre lo apuntó como el día más feliz: fue cuando tomó la sotana.

Solía animar a sus compañeros con estas palabras: “Un día, con la ayuda de Dios, seremos sacerdotes. Yo seré misionero. Quiero llevar a Jesús a quienes no Le conocen. Nuestro deber como sacerdotes es rezar mucho y salvar almas para llevarlas al paraíso”.

Mas Información en:

https://es.catholic.net/op/articulos/36969/rolando-rivi-beato.html#modal

Beata María Antonia Bandrés Elósegui

Nace en Tolosa (España) un 6 de marzo de 1898.

Su papá se llamaba Ramón Bandrés y su mamá Teresa Elósegui. Fue la segunda hija de los quince que tuvo el matrimonio.

Antonita sentía un amor entrañable hacia sus padres y hermanos, esto hizo que le costara mucho afectivamente la separación de los mismos al ingresar al noviciado, por eso se le escuchó decir: “Sólo por Dios los he dejado”.

En aquel hogar se vivía la fe y la caridad cristiana. Doña Teresa era una mujer ejemplar y santa, que supo ayudar a sus hijos a crecer en todo, pero especialmente en el amor a Dios, a María y a los más pobres y necesitados.

Mas Información en:

https://es.catholic.net/op/articulos/36009/mara-antonia-bandrs-y-elsegui-beata.html#modal

Venerable Angela Lacobellis

Angela nació en Roma el 16 de octubre de 1948 y fue bautizada el 31 de octubre en la Basílica de San Pedro, su hermoso rostro era el espejo de su pureza. Recibió su Primera Comunión y Confirmación el 29 de junio de 1955 en Nápoles.

Del testimonio de los padres y de aquellos que la conocieron, sabemos que su amor a Jesús en la Eucaristía era inmenso y que el rezo del Rosario la acompañó a lo largo de su breve peregrinación terrenal. Angela decía: “Debemos darle el primer lugar a Dios”. Era una niña normal en sus afectos familiares, en la escuela, con sus amigos y en los juegos.

A los 11 años sufrió con paciencia y heroísmo los dolores atroces de la leucemia, consolando a los demás. Aceptó el tratamiento y cuando se dio cuenta de que su enfermedad avanzaba, no se impacientó ni se desanimó, sino que aceptó conscientemente la Voluntad de Dios, expresando toda su alegría y generosidad en la oración, en una conversación íntima y sencilla con el Señor. Predicó en silencio y con el ejemplo.

Mas Información en:

https://www.arcadei.org/blog/index.php?post_id=416&title=ninos-santos—sierva-de-dios-angela-iacobellis

Beata Laura Vicuña

(Laura Vicuña Pino; Santiago, 1891 – Junín, Argentina, 1904) Beata chilena venerada especialmente en su país natal y en Argentina. Durante su más tierna infancia su familia sufrió los rigores de la guerra civil de 1891, que enfrentó a partidarios y detractores del presidente José Manuel Balmaceda (1886-1891).

Mas información en:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vicuna_laura.htm

Beato Carlo Acutis

Un adolescente de nuestro tiempo como muchos otros, empeñado en el colegio, con los amigos, un gran experto, para su edad, en ordenadores. En todo esto se ha integrado su encuentro con Jesucristo.
Carlo Acutis llega a ser un testigo del Resucitado, se entrega a la Virgen María, vive la vida de gracia y les cuenta a sus coetáneos la impresionante experiencia con Dios.
Se nutre a diario de la Eucaristía, participa con fervor en la Santa Misa, pasa horas y horas ante el Santísimo Sacramento. Su experiencia y su madurez cristiana atestiguan hasta qué punto son ciertas las indicaciones del S. Padre Benedicto XVI en la Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis: “El sacrificio de la Misa y la adoración eucarística corroboran, sostienen e incrementan el amor por Jesús y la disponibilidad para el servicio eclesial.”
Carlo también tiene una tierna devoción por la Virgen, recita fielmente el Rosario y como la siente como Madre amorosa, le dedica sus sacrificios como renuncias.
Este muchacho sociológicamente idéntico a sus compañeros de colegio es un auténtico testigo de que el Evangelio puede ser vivido íntegramente incluso por un adolescente.
Su breve existencia, destinada a la meta del encuentro con Cristo, ha sido como una luz que alumbra no sólo el camino de los que se han cruzado con él, sino también de todos los que conocerán su historia. Confío plenamente en que esta primera biografía de Carlo Acutis a cargo de D. Nicola Gori, con su reconocida capacidad descriptiva, ayudará a los adolescentes de hoy, tan problemáticos y condicionados por los medios de comunicación, a reflexionar sobre el significado de la vida y sobre los valores evangélicos como plena realización de ésta.

Mas Información en:

http://www.carloacutis.com/es/association/presentazione

Beato Seferino Namuncurá

Ceferino nació en Chimpay el 26 de agosto de 1886. Fue bautizado dos años más tarde por el misionero salesiano Domingo Milanesio. Tras pasar su infancia a orillas del río Negro, ingresó en 1897 en el colegio de San Fernando y luego fue aceptado en el colegio salesiano Pío IX, de Buenos Aires, donde se afirmó su vocación religiosa.

Ceferino Namuncurá.

En 1904 Ceferino Namuncurá, acompañado por Monseñor Antonio Cagliero, partió a Italia, donde fue recibido por el Papa Pío X y luego continuó sus estudios religiosos en Turín. Su salud no soportó el rigor del invierno italiano y a fines de abril fue llevado a Roma, donde falleció de tuberculosis.

Mas Información en:

https://www.patagonia.com.ar/Chimpay/405_Ceferino+Namuncur%C3%A1+el+santo+de+la+Patagonia.html

Venerable Maria Montserrat Grases García

María Montserrat Grases García —Montse— nació en Barcelona, el 10 de julio de 1941. Fue la segunda de los nueve hijos de Manuel Grases y Manolita García. Después de cursar el bachillerato, que alternó con los estudios de piano, ingresó en la Escuela Profesional para la Mujer de la Diputación de Barcelona.

Le gustaban los deportes, la música, las danzas populares de su tierra —como las sardanas— y también disfrutaba actuando en obras de teatro. Tenía muchos amigos. Sus padres le enseñaron a tratar a Dios con confianza. En el hogar de los Grases, asimiló algunos de los rasgos distintivos de su carácter: la alegría, la sencillez, el olvido de sí y la preocupación por el bien material y espiritual de los demás. Con unas cuantas compañeras de su escuela, visitaba zonas pobres de la ciudad de Barcelona y daba catequesis a niños, a los que en ocasiones llevaba juguetes o caramelos. Tenía un temperamento vivaz, espontáneo, y sus reacciones a veces eran un poco bruscas, aunque sus familiares y profesores recuerdan que luchaba por dominarse y ser amable y jovial con todos.

Mas Información en:

https://opusdei.org/es/article/biografia-de-montsegrases/

San José Sanchez del Rio

Se trata de un caso conmovedor, verdaderamente singular entre los mártires que regaló La Cristiada a México y a la Iglesia. José había nacido el 28 de marzo de 1913 en la población de Sahuayo, Michoacán, siendo hijo de Macario Sánchez y María del Río. En la iglesia parroquial de su pueblo, recibió el bautismo el 3 de abril del mismo año, y allí recibió los sacramentos de confirmación y comunión años después.

José fue un niño travieso y alegre como todos los niños. Jugaba a las canicas, corría con sus amigos por las calles empedradas y se iba al campo a cazar palomas güilotas con la resortera. Su afición por los caballos y a la vida campestre le fue normal desde pequeño, como a los demás chicos de Sahuayo. En su casa conoció la pobreza y el trabajo desde pequeño, pero sobre todo, creció rodeado de unidad familiar y de los valores cristianos que dan sentido a la vida: la fe, la caridad hacia propios y extraños, concretados en una piedad sólida que le transmitieron sus padres. Desde que hiciera su Primera Comunión, José había tomado la decisión de cultivar una amistad sincera y fiel con Jesús. José (o Joselito como le gustaba que le dijeran) había nacido en el amplio período conocido como la Revolución mexicana: aquélla fue una época muy difícil para las familias, los pueblos y ciudades de todo el país, por los episodios de violencia constante que se desarrollaban entre las diversas bandas de revolucionarios que se disputaban el poder.

Mas Información en:

https://www.celam.org/observatoriosociopastoral/detalle_personajes.php?id=NDA=

Beata Antonia Mesina

Antonia Mesina nació en Cerdeña, el 21 de junio de 1919, la segunda de una familia de diez hijos. Era prima del famoso bandolero sardo de los años 60, Graziano Mesina.

Era muy devota de María Goretti. Dada la debil salud de su madre enferma, ella tenía que multiplicarse para atender a todos sus hermanos.

Poco vivió Antonia, pues el 17 de mayo de 1935, faltando poco para cumplir los 16 años, después de haber ido a Misa, como todos los días, fue a recoger leña al campo. Un hombre la agredió para violarla. Se resistió, y el agresor se ensañó con ella. Con una piedra enorme despedazó ferozmente el cuerpo de la joven virgen. Fue un crimen atroz, que causó un gran impacto en toda la isla.

Mas Información en:

https://es.catholic.net/op/articulos/36081/antonia-mesina-beata.html#modal

Siervo de Dios Raymond Gerard

RAYMOND, GÉRARD (bautizado Joseph-Louis-Gérard), místico y autor; B. 29 de agosto de 1912 en la ciudad de Quebec, hijo de Camille Raymond y Joséphine Poitras; D. allí el 5 de julio de 1932 y fue enterrado el 9 de julio en el cementerio de Saint-Charles. Gérard Raymond fue el cuarto de ocho hijos de una familia que vivía en la Ciudad Baja de la ciudad de Quebec. Según su certificado de bautismo, su padre era zapatero, pero según los directorios de la ciudad era chofer. Gérard atrajo rápidamente la atención por su piedad y capacidad intelectual, por lo que el clero de su parroquia lo ayudó a emprender sus estudios clásicos. A partir de entonces, su corta vida se dividió esencialmente entre su hogar en la parroquia de Sainte-Angèle-de-Mérici (también conocida como Sainte-Angèle-de-Saint-Malo) y el Petit Séminaire de Québec, donde fue aceptado en el de 12 años y sobresalió en sus estudios. Diagnosticado con tuberculosis de rápido desarrollo a principios de 1932 durante su último año del programa de Filosofía, los dejaría a ambos para el Hôpital Laval, donde sucumbiría a la enfermedad.

Mas Información en:

http://www.biographi.ca/en/bio/raymond_gerard_16E.html

Beato Francisco Castelló

Los esposos Josep Castelló, de Lleida, y Teresa Aleu, de Cornudella (Tarragona), se trasladaron a Alicante por motivos laborales del padre. Él, técnico en electricidad, encontró un buen trabajo en la ciudad de Alicante, dedicándose al novedoso invento de electrificar casas e industrias, y con la necesidad previa de poner en marcha la fábrica del fluido eléctrico. Allí establecen su familia con sus tiernas hijas Teresa y María, de apenas tres y dos años, en la calle Viriato, n. 1, bajo la mole del castillo de Santa Bárbara, al final del viejo casco alicantino, junto al barrio de pescadores del Raval Roig, muy cerca del mar.

Están esperando el tercer vástago. Su madre lo presentía varón y desde lo más íntimo de su corazón maternal hace esta oración: «Que sea santo, sabio y guapo». La verdad, que visto lo que fue la vida de Francisco, su oración fue bien escuchada. El día 14 de abril de 1914 nace el pequeño Francisco de Paula o Paola, y el día 1 de mayo siguiente recibe las aguas bautismales, como hijo de Dios y miembro de la Iglesia, en la vecina y antigua parroquia alicantina de Santa María.

Mas Información en:

https://es.catholic.net/op/articulos/47487/cat/854/francisco-castello-no-escondio-nunca-su-fe.html#modal

Venerable Alexia Gonzalez Barros

Alexia González-Barros y González nació en Madrid el día 7 de marzo de 1971. Esta es una de sus primeras fotografías que le hicieron, el día de su bautizo, en brazos de Moncha, su madre.

La hermana pequeña

Alexia era la hija menor de siete hermanos, dos de los cuales habían fallecido antes de que ella naciera. Sus padres, Francisco y Moncha, la educaron desde pequeña en un clima de libertad, cariño y alegría.

Fue una chiquilla normal, vivaracha y divertida, a la que cuidaban con todo cariño sus cuatro hermanos mayores: tres chicos y una chica, María José, con la que estaba particularmente unida.

Mas Información en:

su vida

Beato Alberto Marvelli

Alberto Marvelli nacií en Ferrara el 21 de marzo de 1918, siendo el segundo de once hermanos. Cuando se trasladó a Rimini con su familia, empezó a asistir allí al Oratorio Salesiano. Siempre fue disponible; llegó a ser catequista y animdaor: la mano derecha de los Salesianos. Le gustaba y praticó todo tipo de deportes. Tomó como modelos a San Domingo Savio y a Pier Giorgio Frassati. A los 17 años escribió su proyecto de vida y lo renovó a lo largo de su vida.

Mas Información en:

https://www.sdb.org/es/Santidad_Salesiana/Beatos/Alberto_Marvelli

Santa Gemma Galgani

Nació en 1878.  Sufrió grandemente por su precaria salud y el desprecio de quienes rechazaban sus prácticas de devoción, éxtasis y otros fenómenos.  Vivió para Jesús, Su Santísima Madre y para rescatar a los pecadores.
   
Tuvo periódicamente las estigmas de la Pasión y las llagas de la flagelación en todo su cuerpo.
    Padeció ataques físicos del demonio y tuberculosis en la espina dorsal. Las pruebas no pudieron separarla de su comunión con Nuestro Señor sino que mas bien la fortalecieron.

Mas Información en:

https://www.corazones.org/santos/gema_galgani.htm

Santa Germaine Cousin

Mas Información en:

https://www.pildorasdefe.net/santos/celebraciones/santoral-catolico-santa-germana-cousin-mistica-patrona-de-victimas-de-abuso-infantil-bullying

Venerable Antonietta Meo

Antonietta Meo (15 de diciembre de 1930 – 3 de julio de 1937), conocida cariñosamente como “Nennolina”, expresaba esta frase al visitar a Jesús en el tabernáculo: “Jesús, ven a jugar conmigo”, ella encontró en Jesús a un gran amigo y compañero de vida cotidiana. “Querido Jesús, mañana ven a la escuela conmigo” decía.

Algunos teólogos consideran a Antonietta como una niña mística por la profunda e íntima relación que tenía con Jesús y la Virgen María, esto queda reflejado en las cartas que en principio dictaba a su madre y en las últimas que ella misma escribió. La primera carta tiene fecha del 15 de septiembre de 1936, en la misma se lee: “Querido Jesús, hoy voy de paseo y voy a mis monjas y les digo que quiero hacer la primera comunión en Navidad. Jesús ven pronto a mi corazón que yo te abrazaré muy fuerte y te besaré. Oh, Jesús, quiero que te quedes siempre en mi corazón.”.

Mas Información en:

Antonietta la niña que invitaba a Jesús a jugar: ¡Jesús, ven a jugar conmigo!

Beato Pier Giorgio Frassati

Pier Giorgio Frassati nació en Turín, Italia, el 6 de abril de 1901. Su madre, Adelaide Ametis era una pintora. Su padre, un agnóstico, fue fundador y director del diario liberal “La Stampa”. Hombre influyente entre los políticos italianos, desempeñó también los cargos de Senador y Embajador en Alemania.

      Pier Giorgio Frassati estudió en su hogar antes de cursar sus estudios primero en una escuela estatal, junto con su hermana, un año menor que él y luego en una escuela regentada por jesuitas. Allí se asoció a la Congregación Mariana y al Apostolado de la Oración, llegando a comulgar diariamente.

Mas Información en:

http://www.pgfrassati.com.ar/HomeBiografia.htm

Santa Teresa de Lisieux

María Francisca Teresa Martin Guérin nació en Alençon (Francia) el 2 de enero de 1873. Sus padres fueron los beatos Luis Martin y Celia Guerin. Fue la última de los nueve vástagos de este santo matrimonio de los que sobrevivieron cinco hijas: María, Paulina, Leonia, Celina y Teresa. El primer año de su vida tuvo que ser criada en el campo por una nodriza, pues su madre no podía alimentarla. Sus primeros años de vida fueron muy felices, pero cuando la niña tenía cuatro años, murió su madre de cáncer. Esto afectó mucho a Teresita, que pasó de ser una niña vivaracha y efusiva, a ser tímida, callada e hipersensible, a pesar de que su padre y hermanas redoblaron su ternura con ella.

Mas Información en:

https://www.carmelitaniscalzi.com/es/quienes-somos/nuestros-santos/santa-teresa-de-lisieux/

Beato János Brenner

János Brenner nació el 27 de diciembre de 1931 en Szombathely, en una familia profundamente religiosa. Tanto él como sus dos hermanos se hicieron sacerdotes.

Asistió a la Escuela Primaria Episcopal, luego a la escuela primaria de los monjes cistercienses en Pécs, y por último a la escuela primaria de los canónigos premonstratenses regulares en Szombathely.

Tras la nacionalización de las escuelas, pasa los exámenes de egreso en Zirc como oblato cisterciense, y después es admitido en el noviciado, donde recibe el nombre de Anasztáz.

Mas Información en:

http://es.catholic.net/op/articulos/67338/jnos-brenner-beato.html#modal

Entrada en Desarrollo

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

¿Conoces 2 de los aportes más invaluables de san Juan Pablo II a la sexualidad?

¿Conoces 2 de los aportes más invaluables de san Juan Pablo II a la sexualidad?

Por donde se la mire, la figura de san Juan Pablo II siempre resulta extraordinaria.

Su amor por el teatro, su formación como seminarista clandestino en medio de un régimen de ocupación comunista. Su talento para cautivar al ser humano —ya sea de manera individual o frente a multitudes—.

Sus más de 200 viajes como papa en un contexto en el que era inusual que el santo padre abandonara la Ciudad Eterna, son solo algunos rasgos de su atrayente personalidad.

Un aspecto sin duda fundamental es el legado que nos ha dejado como pensador, tanto en su paso por el mundo académico, cuanto el ejercicio de su magisterio como obispo y como papa.

Difícilmente se podrá hallar un tema acuciante para el hombre de hoy que no haya sido abordado a profundidad por san Juan Pablo II. Y el ámbito de la sexualidad no es la excepción.

El contexto

Nos situamos en la segunda mitad del siglo XX, en una cultura fuertemente marcada por la revolución sexual.

Esta proclamaba una libertad absoluta en el ámbito de la sexualidad, lo cual terminaba traduciéndose en una vivencia de la sexualidad orientada predominantemente hacia el placer y sin reglas.

Hasta ese momento, la moral sexual de la Iglesia era enseñada principalmente a partir de prohibiciones, teniendo siempre en el horizonte la amenaza del pecado.

Más que un terreno al cual el ser humano podía acercarse con seguridad, el mundo de la sexualidad parecía más bien un campo minado, en el que se tenía que andar con extremo cuidado. Cualquier paso en falso podía hacerlo a uno caer en pecado.

Este esquema terminó siendo absolutamente incapaz de ofrecer una respuesta atractiva frente a la propuesta de la revolución sexual. Y como ocurre cuando uno se queda sin argumentos para fortalecer su posición, uno centra sus esfuerzos en criticar al oponente.

El problema es que, como todo planteo erróneo, la revolución sexual albergaba en su seno ciertas verdades. Tal vez la más importante de ellas era que la sexualidad es algo muy bueno.

Y al oponerse a los excesos de la revolución sexual, en el fragor de la batalla, la moral sexual de la Iglesia pareció cuestionar también esta verdad.

El aporte de san Juan Pablo II

Cuando se piensa en el aporte de san Juan Pablo II al mundo de la sexualidad, lo primero que viene a la mente son las 129 Catequesis que impartió entre los años 1979 y 1984, que constituyen el corpus de lo que él mismo denominó la Teología del Cuerpo.

Una obra también clave en este ámbito es «Amor y Responsabilidad», publicada por primera vez en 1960 en su Polonia natal. Hay también otras, pero la importancia de las mencionadas es indiscutible.

El aporte de san Juan Pablo II al mundo de la sexualidad abarca muchísimos aspectos. Debido a la brevedad de este artículo, me gustaría centrarme principalmente en dos:

— El rescate de la bondad de la sexualidad.
— La orientación de la sexualidad hacia el amor.

1. La bondad de la sexualidad

Aportes de san Juan Pablo II a la sexualidad

San Juan Pablo II ve la sexualidad principalmente como un don de Dios. Por este motivo, es esencialmente buena.

Esto ayuda a purificarla del influjo maniqueo al que se había visto expuesta, acentuado ante la amenaza de la revolución sexual.

Recordemos que el maniqueísmo reconoce la existencia de una realidad física y de una realidad espiritual. Sin embargo, considera que únicamente lo espiritual es bueno, mientras que lo material es esencialmente malo.

Desde una mirada maniquea, el impulso sexual, el placer, e incluso los sentimientos, se encontraban bajo sospecha, y tenían que probar su inocencia.

Así, por ejemplo, el placer podía verse como una suerte de mal necesario que había que padecer en orden a conseguir el fin de la relaciones sexuales, que sería únicamente la procreación.

O —también respecto del placer— se podía plantear que era bueno únicamente cuando era obtenido lícitamente, y que cuando era consecuencia de un acto pecaminoso, el placer experimentado sería malo.

Con esto se olvidaba que el mal moral se encuentra únicamente en las acciones, y no en las cosas. San Juan Pablo II, en cambio, está dispuesto a abrazar al ser humano completo: unidad de cuerpo y alma.

Y así, reconoce la bondad, no solo de los atributos espirituales del varón y la mujer, sino también de aquellos valores que se siguen de la bondad de sus cuerpos, incluido el placer.

Esto le permite a san Juan Pablo II hablar, por ejemplo, de una interpretación religiosa del impulso sexual.

En atención a esta, la bondad del impulso sexual se ve elevada a un plano sobrenatural, pues constituye un medio a través del cual el ser humano se inserta en la dinámica creadora de Dios.

2. La orientación de la sexualidad hacia el amor

Aportes de san Juan Pablo II a la sexualidad

San Juan Pablo II no solo viene a recordarnos que el rico mundo de la sexualidad es algo maravilloso, hermoso, y muy bueno, sino que nos ayuda a descubrir su razón de ser, que es el amor.

Esta afirmación nos permite lanzar un mensaje no solo atractivo sino poderoso a los hombres y mujeres de hoy, que hemos heredado de la revolución sexual una cultura hipersexualizada.

Esta orientación al amor es la base para un giro copernicano en la enseñanza de la moral sexual de la Iglesia.

Ya no se trata de poner en el centro las prohibiciones o la noción de pecado, sino una gran afirmación: ama —o si se quiere, citando a san Agustín, ama y haz lo que quieras—.

Esta enseñanza de la moral se centra en qué implica verdaderamente amar, entendiendo el amor no ya como un sentimiento o una pulsión, sino como una decisión.

Hablamos aquí de la decisión de buscar el bien y lo mejor para la otra persona. Decisión que adquiere su forma definitiva en la donación libre y total de uno mismo a la persona amada.

Desde esta perspectiva, aquellos comportamientos que uno está llamado a evitar no se le imponen como un mandato externo, sino que brotan de las exigencias mismas del amor.

En efecto, si se quiere amar buscando lo mejor para el otro y entregándose a él, hay ciertos comportamientos que se deben evitar.

Pero lo esencial es que el terreno de la sexualidad no se vea más como un río que uno debe cruzar con extremo cuidado saltando de piedra en piedra para no caer y mojarse, sino como uno en el que se puede nadar y sumergirse.

Como todo en la vida, el río tiene sus peligros. Pero mientras se tenga en claro dónde la corriente se hace más fuerte y peligrosa, uno puede relajarse y disfrutar.

Sus aportes son invaluables 

Es sin duda mucho más lo que se puede decir acerca del aporte de san Juan Pablo II al ámbito de la sexualidad. Me he querido centrar en aspectos que miran más a una perspectiva natural.

Sin embargo, si bien es grande la herencia que nos deja este santo en el ámbito natural, es mucho mayor el aporte que hace a la sexualidad desde una perspectiva sobrenatural. En esto consiste propiamente la Teología del Cuerpo.

Si estás interesado en profundizar más en este tema, te recomiendo el curso online: «Anatomía de un amor verdadero». Una oportunidad hermosa para descubrir la riqueza que hay en la Teología del Cuerpo.

Nuestro autor también tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más contenidos sobre este tema.

Fuente: catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

Serie: «De papá a papá». Así es como el autoconocimiento y la comunicación te ayudan a ser mejor padre

Serie: «De papá a papá». Así es como el autoconocimiento y la comunicación te ayudan a ser mejor padre

Como explicamos en la primera parte de esta serie ser un buen padre es una tarea difícil y apasionante a la vez. Y no es solo una tarea, sino que además es una vocación.

Pero… ¿dónde se aprende a ser un buen padre católico? Para dar con la respuesta correcta hay muchos libros, revistas, publicaciones, webs, vídeos: hay mucho material que busca responder a esta importante cuestión. 

Una de las características de ser padre es que el tiempo no abunda, por lo que es importante buscar consejos fiables. Son muchos los que comparten el ideal de querer ser buenos padres. Es una necesidad real y común de la mayoría. 

La verdad es que no es fácil, sin embargo, existen principios básicos de gran utilidad. Muchos hombres han descubierto que los sabios consejos de la Biblia los han beneficiado enormemente tanto a ellos como a sus familias. 

Jesús nos advierte que debemos construir en roca

El amor incondicional a la esposa es uno de los fundamentos para que un padre católico cumpla el rol al que se comprometió con Dios en el altar.

Una gota de agua destruye, poco a poco, una piedra de granito. Algo parecido ocurre en la vida familiar: los roces y los conflictos de cada día desgastan matrimonios, provocan odios, destruyen familias. Como explica esta meditación.

No basta con estar alerta ante esos peligros, con curar heridas, con evitar nuevos conflictos. Serán fundamentales el autoconocimiento y el tiempo de pareja. Estas son dos ideas que vamos a profundizar en este artículo.

1. Autoconocimiento 

El conocimiento propio es de donde más bienes llegan a los hombres, mientras que estar errado sobre sí mismo, conlleva a la mayoría de sus males. Los que no saben quiénes son se equivocarán con más frecuencia en las relaciones de pareja.

Hay que partir de ser amigo de uno mismo, comprender la propia naturaleza y los límites personales. Solo quien se conoce a sí mismo puede orientar su vida y sus acciones de acuerdo con sus valores y propósitos.

El conocimiento de sí mismo nos hace más comprensivos con los demás, porque nos enseña a mirar más allá de las apariencias. Facilita la comunicación con el cónyuge.

Darnos la oportunidad de conocernos nos permite ser más felices y también produce más confianza en nosotros mismos. Saber cuáles son las metas o propósitos que queremos alcanzar en la vida y cómo hacer para llegar a ellas.

Todos cometemos errores, pero eso no nos limita, debemos aprender de ellos para ser mejores y servir más. 

Se lee en la epístola de Santiago 1, 19: «Todo hombre tiene que ser presto en cuanto a oír, lento en cuanto a hablar, lento en cuanto a ira».

Cuando se aplica este principio a la relación de pareja son abundantes los frutos que se cosechan, permite además descubrirse mejor.

Pero para conocernos necesitamos también de los demás, en especial de esa persona con la que se ha decidido compartir la vida. Es más fácil que ella conozca algunos aspectos que en lo personal ignoramos.

Vale la pena facilitar que se pierda el miedo a revelarnos aquellas cosas que ven en nosotros y que tal vez no se deciden a transmitirnos por temor a tener un conflicto o a lastimarnos.

Quien nos quiere bien podrá ser sincero con nosotros si nos esforzamos por reaccionar de forma adecuad. Si estamos dispuestos a escuchar verdades que no nos gusten.

Para ello se requiere una gran confianza y transparencia en la amistad, y ¿quién mejor que la esposa?

2. Los buenos padres saben comunicarse

La familia se forma y crece alrededor del amor de los cónyuges, de la relación que tienes con tu esposa, no puedes descuidarla en primer lugar.

Los hijos son un regalo de Dios y una bendición, pero ellos no deben ocupar el lugar de la esposa. Tú y tu esposa serán «una sola carne» (Génesis 2, 24) recuérdalo siempre. 

No se debe descuidar el matrimonio por estar enfocado en los hijos. Un buen matrimonio define espacio exclusivo para la pareja, donde se habla del amor mutuo, de la relación y de las cosas que en otros momentos es más difícil encuadrar.

Tener excelente comunicación con la pareja implica un trabajo continuo de saber escuchar y aprender a no reaccionar de manera exagerada.

Escuchar con calma y no criticar. Si tu esposa teme que pierdas los estribos, te resientas y la critiques con severidad, no se sentirá con la libertad de expresar lo que piensa y lo que siente. 

Se lee en Efesios: «Esposos, continúen amando a sus esposas […;] que cada uno de ustedes individualmente ame a su esposa tal como se ama a sí mismo» (Ef 5:25, 33).

Si la escuchas calmado, sabrá que te interesas de corazón por ella y será más probable encontrar consensos.

Una buena recomendación para que el amor siga vigente, es salir solos y compartir tiempos juntos. Esto no necesariamente debe representar un gasto mayor, tomarse un café solo con ella, traerá el mismo beneficio.

No obstante, si se puede hacer el esfuerzo de invitarla a algún restaurante o a un lugar que le guste mucho, recuerda que no es un gasto, es más bien una inversión.

Un buen padre nunca está demasiado ocupado, siempre encontrará espacio para la pareja, es un momento fundamental y regenerador.

El respeto mutuo impacta positivamente

Es fácil confirmar la idea generalizada de que la forma en la que trata un hombre a su esposa tendrá un impacto significativo sobre sus hijos.

En un libro sobre desarrollo infantil, varios expertos comentan: «Una de las mejores cosas que un padre puede hacer por sus hijos es respetar a su esposa. Los padres que se respetan y lo demuestran ante sus hijos les brindan un buen ambiente donde crecer».

Para que un esposo muestre amor y respeto en su matrimonio no basta con que lleve a su hogar el salario. Como dice san Pedro: «Un matrimonio de éxito se basa en una relación amorosa, leal y considerada» (cfr. 1 Pedro 3, 8-9). 

Con el pasar de los años esta relación debería profundizarse a medida que el esposo y la esposa aprecian cada uno las virtudes y fortalezas del otro y aprenden a pasar por alto y perdonar cada uno las debilidades del otro.

Si el esposo lleva la delantera en mostrar amor y respeto, toda la familia recibirá una bendición. 

Si eres esposo y padre cuéntanos en los comentarios qué opinas sobre los dos temas que vimos hoy. ¿Crees que te falta trabajar en el autoconocimiento o la comunicación con tu esposa?, ¿qué consejo le darías a otros padres?

Fuente: catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina

¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Lectio Divina» significa, lectura divina en Latín. Es una antigua práctica que nos enseña a leer, meditar y vivir la Palabra de Dios. La historia nos cuenta que fue el Beato Guijo, el Cartujo, quién escribió las “etapas más importantes” de esta forma de meditar la palabra. No es una oración que tenga unas reglas fijas, pero sí algunas etapas importantes que nos irán guiando hacia un encuentro con el mensaje personal de Dios hacia nosotros a través de la Sagrada Escritura.

Estas etapas son cuatro: La Lectio, o lectura, de la palabra de Dios; la meditación de aquello que hemos leído; la oración (que es ese momento en que entramos en diálogo con Dios), y finalmente, la contemplación, etapa en la que nos abandonamos a los pensamientos santos. Es la etapa en la que dejamos atrás nuestros propios pensamientos y nos disponemos a escuchar la voz de Dios que habla dentro de nosotros.

La Lectio Divina puede hacerse individualmente o en grupo. Es a causa de eso último que la estructura se hace necesaria. Aquí te dejamos una forma de llevar a cabo esta meditación. Ésta, seguro, te ayudará en el crecimiento de tu relación con Dios.

«La lectura busca la dulzura de la vida bienaventurada, la meditación la encuentra, la oración la pide, la contemplación la saborea. La lectura es como un manjar sólido que uno se lleva a la boca, la meditación lo mastica y tritura, la oración le coge gusto, la contemplación es la misma dulzura que alegra y restablece. La lectura toca la corteza, la meditación penetra en la médula, la oración consiste en la expresión del deseo, y la contemplación radica en la delectación de la dulzura obtenida» (Beato Guigo el cartujo – Fragmento Sobre la vida contemplativa).

1. Preparación previa. Búsqueda de la lectura

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Antes de empezar la Lectio es importante hacer un pequeño trabajo previo. Se trata de buscar el Evangelio del día correspondiente o otro que quieras meditar ese día o varios días, así como también citas y comentarios que te ayuden a profundizar en su comprensión y a preparar algunas preguntas para la reflexión personal. Lee varios comentarios con atención y busca sacar los puntos más importantes que te llamaron la atención. Luego de esto puedes disponerte a la oración en sí.

2. Señal de la Cruz

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Comenzamos buscando un lugar y una posición adecuados para la oración. Lo siguiente (que puede resultar obvio, pero que es importante recordar) es que un católico empieza siempre sus oraciones con la Señal de la Cruz.

3. Oración Inicial

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Existen muchas oraciones con las que podemos dar apertura a la Lectio Divina. Una sugerencia es invocar al Espíritu Santo para que nos ilumine y permita escuchar el mensaje que Dios nos quiere dar a través de su Palabra. Aquí te dejamos un ejemplo, pero en realidad la oración inicial la puedes construir con tus propias palabras.

«Señor mío, puesto en tu presencia quiero disponer mi corazón para este momento de oración. Envía tu Espíritu Santo para me ilumine y abra mi mente y corazón a todo lo que Tú me quieras decir hoy. Gracias, Señor, por alimentarme con tu Palabra».

4. Lectura bíblica

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Es en este punto que se lee la lectura bíblica del Evangelio que previamente seleccionaste. Puede ser el Evangelio del día o el que tú has elegido para meditar. Es bonito hacer la lectura directamente de la Biblia y hacerlo pausadamente para comprender lo que está escrito.

5. Lectura breve

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Es en este punto en el que volvemos a dar lectura al comentario o reflexión sobre el Evangelio que hayamos encontrado y seleccionado en la preparación previa. Esta lectura breve tiene como objetivo ayudarte a profundizar su sentido y predisponerte a escuchar la voz de Dios.

6. Breve meditación personal

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

En este punto se hace silencio interior y propiamente empieza la meditación. La idea es que puedas profundizar en lo que este Evangelio tiene que ver con tu vida y acogerlo en el corazón. Aquí te dejamos algunas preguntas que pueden ayudarte en este paso:

1. ¿Qué me dice el Evangelio que he leído?

2. ¿Cómo ilumina mi vida?

3. ¿Qué rasgos de Jesús encuentro en él?

4. ¿Qué mensaje particular Dios me quiere hacer llegar?

7. Acción de gracias y peticiones personales

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Para ir finalizando, y luego de haber meditado en la lectura bíblica, damos gracias a Dios por el momento vivido y le pedimos por nuestras intenciones. Es un momento libre, en el que elevas una oración a Dios desde la experiencia de encuentro que acabas de tener con Él, lo contemplas y permites que tu corazón entre en sintonía con su Palabra.

8. Oración final y consagración a María

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Hemos llegado al final de nuestra Lectio. Como lo indicamos al principio del post, esta estructura no es rígida. Podemos terminar la Lectio con la oración de acción de gracias. Pero una forma muy linda de cerrarla, es consagrándonos a María y pidiendo su intercesión. Te sugerimos rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

9. Señal de la Cruz

Lectio, ¿Cómo se reza la Lectio Divina? El Papa Francisco te lo enseña, paso por paso

Habiendo terminado nuestra meditación, y luego de consagrarnos a María, terminamos de la misma manera en como empezamos, con la señal de la Cruz.


Para finalizar con este recurso te dejamos algunas páginas en las que puedes encontrar la lectura del Evangelio del día así como comentarios y recursos que te ayudarán en tu próxima Lectio Divina. ¡Esperamos te sean de mucha ayuda!: Mi vida en Cristo, Camino hacia DiosCiudad redondaDeiverbumEvangelio del díaDominicos.

Tomado de Catholic.link

Iglesia y Tradicion
Cristaldo Javier

Epifanía: La manifestación del Señor

Epifanía significa “manifestación”. Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Read More »
Logueate con tu red social
Colabora con nosotros
Archivos
Categorías en el Sitio
Estadísticas del sitio
  • 0
  • 169.563
  • 27.169
  • 2.259

Accesos

contacto@lalamparaweb.com

Derechos Reservados 1999 – 2021

Donde estamos

Sobre nosotros

La Lámpara web es un sitio católico, fiel al Magisterio de la Iglesia, creado por Javier Cristaldo, con sede pastoral en la Parroquia Ntra. Sra. de Fátima 

Garupá Misiones República Argentina