5 santos que podían volar

A través de la intervención divina, estos santos desafiaron las leyes de la gravedad.

Siendo el creador y sustentador del universo, Dios tiene el poder de torcer las normas de vez en cuando. Esto sucede a lo largo de la Biblia y continúa a día de hoy.

En particular, a veces la santidad de un individuo es tan grande que Dios obra incontables milagros a través de ellos. Ocasionalmente, esto toma la forma de un fenómeno sobrenatural que se ha convertido en tema de ciencia ficción.

A lo largo de la historia, ha habido muchos santos que se elevaron del suelo por la mano divina de Dios, haciendo parecer a los demás que podían volar. Estos santos no pidieron este don y lo consideraron más una cruz que cargar que una habilidad especial.

Aquí hay cinco santos que, durante su vida en la tierra, fueron modelos de tal santidad que a veces revelaron su capacidad sobrenatural para levitar.

PD

San José de Cupertino

A menudo llamado el “santo volador”, siempre que José de Cupertino exultaba alegría celestial, se elevaba hasta el techo y allí se quedaba a veces durante horas. En la causa para su beatificación hay registro de unos 70 episodios de levitación. Levitó hasta el techo incluso durante la visita del papa Urbano VIII. Es el santo patrón de los aviadores.

PD

San Pío de Pietrelcina

El Padre Pío fue otro humilde santo dotado de muchas formas sobrenaturales. Una vez, mientras esperaban a que san Pío les escuchara en confesión, un grupo de penitentes le vieron caminar por encima de sus cabezas. Alguien le preguntó qué se sentía caminando por el aire, a lo que él respondió de inmediato: “Puedo asegurarte, hijo mío, que es igual que caminar en el suelo”.

PD

San Francisco de Asís

De vez en cuando se veía a Francisco de Asís elevarse del suelo mientras oraba. Lo presenciaron sus compañeros frailes y lo vieron como una confirmación de su santidad.

PD

San Alfonso María de Ligorio

Ligorio era visto a menudo en dos lugares diferentes, es decir, tenía la habilidad sobrenatural de la bilocación. Además, mientras predicaba en una ciudad, fue visto por una multitud mientras se elevaba varios metros sobre el suelo.

PD

San Martín de Porres

Otro santo pobre y humilde, Martín de Porres, poseía varios dones espirituales sorprendentes, entre ellos la capacidad de levitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *