5 pistas sobre el discernimiento – día 4

Pista # 4: Apertura al Espíritu Santo.El discernimiento  es un  conocimiento íntimo de la acción de Dios en el propio corazón, a veces con mucha claridad y otras en medio de la noche con el corazón lanzado a la aventura de su amor.  Para emprender este camino de conocimiento íntimo es necesaria una total apertura a la acción del Espíritu Santo que,  porque como afirmó Jesús,  “el Padre lo enviará en su nombre y él nos lo enseñará todo” (Cf. Jn 14,26). Por eso hay que pedir al Espíritu Santo de Dios que conduzca toda nuestra vida y decisiones a Aquel que es nuestra Fuente y nuestro Fin…“Me conduces igual que una mano materna y si me dejas libre, no sabría dar ni un paso. Tú eres el espacio que envuelve todo mi ser y lo encierra en sí, abandonado de ti cae en el abismo de la nada, donde tú lo elevas al Ser” (Poema de Edith Stein para Pentecostés de 1937).Tomate 5 minutos…Rezá el “Veni Creator” pidiéndole al Espíritu que te guíe y sea tu Maestro interior.CM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *